The Brothers Four – Greenfields

Después de pasarme toda la mañana en un campo verde la casualidad ha querido que me tope con este tema de The Brothers Four, cuatro compañeros de universidad (miembros de la misma fraternidad, de ahí lo de hermanos) que se juntaron allá por finales de los años 50, así a  modo de broma, y que consiguieron un éxito notable con esta canción y alguna otra antes de su primera separación a principios de los 70. Años después han vuelto a juntarse en un par de ocasiones, para nuevas grabaciones y giras, y actualmente incluso es posible verlos todavía dando algún concierto. Yo, no puedo creerme que esta canción haya pasado desapercibida para mí durante más de cinco décadas…

Once there were green fields, kissed by the sun.
Once there were valleys, where rivers used to run.
Once there were blue skies, with white clouds high above…

Anuncios

Society of Beggars – An Angel called Night

Ya he publicado varias entradas dedicadas a los australianos Dirt River Radio, los cuales están actualmente de promoción en su país de su disco Sun City White, y mientras ellos aprovechan a publicar en las redes sociales enlaces a todos aquellos sitios que hablan de su música, yo aprovecho a ponerme al día con el rock australiano emergente, gracias a las listas de reproducción de revistas como Happy.

Hoy he descubierto a los Society of Beggars, de Merlbourne como los DRR, y que están presentando su disco de rock alternativo, An EP Called Night. No sé mucho más de ellos, pero la voz rasgada del cantante me atrapó con la primera escucha del tema Old Haunts.

 

Tom Waits – All the World is Green

Todo el mundo tiene, al menos, un lugar preferido… ese sitio al que le gusta ir de vez en cuando y donde siempre se encuentra bien. Pues yo tengo varios sitios preferidos… uno de ellos es un valle verde rodeado de montañas calizas que cuando mejor lucen es salpicadas de nieve de primavera, porque el contraste entonces es espectacular…  Hoy, me he dado un paseo por ese valle y aunque no todo era verde, ese color predominaba y en un momento me dio por tararear All the World is Green… una canción en la voz rota de Tom Waits publicada en su álbum Blood Money (2002), pero que yo realmente escuché por primera vez en la película de Isabel Coixet, La vida secreta de las palabras.

 

Maybe when our story’s over
We’ll go where it’s always spring
The band is playing our song again
And all the world is green

Tejedor – Gaites del Infiernu

Este es para mí el fin de semana más folclórico del año ya que, básicamente, lo único que escucharé estos días será gaita, tambor, acordeón… en esa línea, porque se celebra una fiesta de primavera en mi pueblo que comenzará esta mañana con un pasacalles a base de gaita y tambor y finalizará el lunes con una fiesta de prao donde sonarán más gaitas y habrá baile popular de esos amenizados por un acordeonista. Entre medias, sidra, bollos preñaos, empanadas…. y música folk, esta noche de la mano de uno de los grupos asturianos de folk céltico más reconocidos y aclamados internacionalmente, los hermanos Tejedor, que hacen música tradicional que suena así de bien…

Dr. Hook – The Millonaire

Hace unos días un conocido australiano compartió en su muro de Facebook este vídeo y lo que más me sorprendió no fueron los primeros segundos (en que pensé que iban a tocar como borrachos toda la canción), sino las reacciones de el resto de australianos, ya que todo el mundo adoraba a esta banda y tenía un montón de buenos recuerdos y canciones que compartir.  De mano, a mí no me decía nada ni la canción ni la banda, pero rebuscando resultó que sí que había escuchado más cosas de esta banda americana llamada Dr. Hook (Dr. Hook & The Medicine Show en sus inicios) que comenzó tocando por bares y alguien denominó “la banda más loca del mundo”, llegando a a cosechar éxitos a nivel mundial con canciones como When you’re in love with a beautiful womanSylvia’s mother (entre otras muchas conocidísimas), pero que también son muy recordados por su vena canalla, hereje y divertida y el parche en el ojo de uno de sus cantantes.

 

Le he cogido gusto a esta canción, así que voy a gastarme un par de euros en los Euromillones a ver si pronto puedo cantar su estribillo con todo sentido!!!

 

I’m not a bad person, I don’t drink and I don’t kill
I’ve got no evil habits and I probably never will
I don’t sing like Elvis Presley, I can’t dance like Fred Astaire
But there’s one thing in my favour, (what) I’m a millionaire (that’s beautiful)

Roo Panes – Lullaby Love

Una nana es una canción que te arrulla, que te relaja y te hace dormirte en el acto, sin embargo la nana en voz de este joven inglés, Roo Panes, creo que me provocará insomnio, ya que me apetece escucharla una y otra vez hasta la mañana sin pensar para nada en dormir… no sé si por los arreglos de cuerda (incluyendo la guitarra de 12 cuerdas que el muchacho toca), o por su voz que me impulsa a la introspección…

When this heart’s too old for dreaming, that’s when I hear the angels sing your lullaby…

Tarareando…

Por casualidad acabo de enterarme de que ayer hizo un año que me dio por crearme un blog en el que compartir la música que me iba llamando la atención. Antes de ese día era muy proclive a dejar música en mis cuentas de Facebook, Twitter, etc… que prácticamente nadie miraba, ni compartía  mi entusiasmo, así que  como luego me costaba mucho encontrar los vídeos que quería volver a ver, decidí aprovechar más mi cuenta con WordPress, donde ya tengo otros blogs, y hacerme un espacio donde recoger música para mi único uso y disfrute; porque inicialmente esta iniciativa iba a ser enteramente privada…. pero se me olvidó activar la opción de privacidad y de repente un día llegó un seguidor, un like y un comentario y decidí seguir tal cual, sin orden ni criterio, simplemente poniendo música a mi aire, sin grandes explicaciones, solo compartiendo música que voy descubriendo o que, dependiendo del día y del ánimo, es la que me acompaña.

Así que, gracias a los que me acompañáis, aquí seguiré…

Haciendo tiempo, tarareando una canción…

La Saeta

Los que me conocen saben que me encanta la Semana Santa leonesa. Lamentablemente este año no puedo estar disfrutándola y echo de menos la música, los pasos, las obleas y la posibilidad de comerme el primer helado del año. Después de muchos años  he llegado incluso a tener una agrupación musical favorita e incluso alguna canción de esas que emocionan cuando suenan acompañando a algún paso todo engalanado.

Entre mis favoritas está La Saeta. Se trata de un tema que originalmente Joan Manuel Serrat adaptó de un poema de Antonio Machado (aquí) y que posteriormente el compositor Antonio Velasco Rodríguez adaptó como marcha procesional (aquí podéis leer más sobre esta canción)

Es más emocionante disfrutar esta música en la calle, pero hoy dejo una grabación del concierto conmemorando el 25 aniversario de la agrupación musical de la Cofradía de Nuestra Señora de Angustias y Soledad de León.

De todas formas, aquí un vídeo de cómo suenan en la calle que es el que he tenido de fondo mientras desayunaba.

Mando Diao – Shake

Hace tiempo que no paso por aquí, lo mismo que hace tiempo que no sabía nada de los suecos Mando Diao, porque sus dos últimos discos han pasado totalmente desapercibidos para mí. Hoy estrenan vídeo y canción, adelanto del nuevo disco que publicarán en mayo (de título Good Times) y aunque se echa de menos a uno de sus cantantes  y parece que no igualan en fuerza a aquellas canciones como Dance With Somebody o Long Before Rock’n’Roll, me han dado el meneo necesario para afrontar este último día de la semana laboral…

Hey!
Shake me all around
Shake me to the ground
Shake me with no fear
Shake me out of here…

Ludovico Einaudi – Una Mattina

Hay mañanas como esta en que no me apetece escuchar ninguna voz, que nadie hable, por favor.. ni cante! Así que para cubrir el silencio hay que elegir algo inspirador, como la música del italiano Ludovico Einaudi, uno de mis compositores y pianistas favoritos, al que descubrí hace años con su tema Primavera (que creo haber escuchado cientos de veces; aunque, por cuestiones de ser el tema  que primero me vino a la mente, hoy os dejo esta Mattina, que dio título a un disco en 2004, pero que se conoce mejor por haber sido una de las canciones que se incluyeron en la banda sonora de la película francesa de 2011, Intocable.

¡Que tengáis buena mañana!