I Say a Little Prayer…

Los días oscuros, oscuros de humo y ceniza de todos los incendios forestales que están destruyendo el norte invitan a la oración, con o sin contexto religioso, de esas que llevan implícita una profunda esperanza de que algo ocurra, concretamente que llueva cuanto antes, porque…. ¡¡lo que daríamos todos los del norte por poder volver a quejarnos de lo molesta que es la lluvia!! poder ver amanecer y que las montañas no estén cubiertas por una luz fantasmagórica y el ambiente vuelva a ser respirable. ¡¡Ojalá llueva pronto!!

La recomendación de 112 Asturias de no salir de casa en el día de hoy creo que me va a venir muy bien para descansar, escuchar música y disfrutar de mi día libre de una forma que no suelo hacer últimamente. Sin embargo,  mientras hacía las labores de casa en la penumbra, intentaba pensar en canciones que le vinieran bien a esta situación de fuegos sin control y aunque existen muchas canciones que tratan del fuego ninguna me parecía apropiada y en cuanto a esa infantil tonadilla que dice “que llueva, que llueva, la virgen de la cueva…”, no he encontrado ninguna versión “para adultos” y al final parece que la única que me venía a la cabeza era este I say a Little prayer.

Puede parecer que no tiene mucho sentido relacionar mi preocupación medio ambiental de hoy con una canción compuesta a finales de los años 60 del pasado siglo por Burt Bacharach y Hal Davis para Dionne Warwick (aunque la mayoría la asociemos a Aretha Franklin) y cuyo trasfondo era la preocupación de una mujer por su pareja que estaba sirviendo en la guerra de Vietnam…. así que, ¡¡quedémonos con el mensaje del título al menos!!

Para darle un toque más regional, os dejo una de mis versiones favoritas de este tema, a cargo de un grupo de pop-rock que surgió en Asturias en los años 80, Los Locos, que nos dejaron, en poco más de una década, cuatro discos y un montón de canciones fantásticas, y del cual surgieron tres músicos que durante años han estado muy ligados a la escena musical asturiana (o nacional) a través de su participación en diferentes bandas o como productores, como es el caso de Paco Loco.

 

Anuncios

Sparzanza – Announcing the End

Si eres fan del cine de ciencia ficción seguramente habrás visto la película Blade Runner y seguro que ya sabez que este viernes pasado se estrenó su continuación, Blade Runner 2049, cuya banda sonora puedes escuchar aquí, aunque quizá prefieras recrearte con la BSO que el compositor griego Vangelis compuso para la primera película (aquí)).

Realmente esta entrada no está dedicada a esas películas, sino que todo lo anterior viene a cuento porque me ha hecho gracia que un grupo de heavy metal sueco, Sparzanza, ha decidido inspirarse en la nueva Blade Runner para realizar el video clip de su último single. Concretamente, se inspiraron en el tráiler de la película y rodaron su propia versión tributo antes de que nadie la viese. Para ello convirtieron su pueblo, Karlstad, en el escenario futurista apropiado, y contaron con actores de la zona para interpretar el mundo de Blade Runner a su manera. Ha sido una forma de demostrar lo fans que son de esta película y además, divertirse grabando un video de heavy metal alejado del estereotipo de 5 tipos tocando sin más.

Indudablemente, los suecos se alejan mucho del tipo de música que forma parte de las bandas sonoras de Blade Runner, pero espero que nadie pueda negar la energía que sigue derrochando su música en su octavo disco.  Como les describe su discográfica actual,  guitars, high-octane pile-driving energy, choruses that wind around melodies that you cant’t get out of your head and a darkness that never lets up –  these well-known elements of Sparzanza’s music.

 

The trumpets are  playing announcing the end

Rainy Day Women No. 12 & 35

En teoría en el día hoy se conocerá al nombre del nuevo Premio Nobel de Literatura. Cuando hace un año se lo concedieron a Bob Dylan, me prometí que intentaría acercarme un poco más a su música e incluso leerme alguna biografía y pasearme por sus letras, pero no lo cumplí.

He de decir que a día de hoy lo más cerca que me encuentro de conocer la música de Dylan es gracias al último disco de Willie Nile“Positively Bob: Willie Nile sings Bob Dylan”, en el que versiona temas de Dylan de la década de los sesenta, pero dándoles toda la fuerza que caracteriza al estilo de Nile. Para quien no conozca a Willie Nile, se trata de un cantante-cantautor de rock americano que, aunque publicó su primer trabajo en 1980, su carrera no ha sido lineal y parece no haber conseguido el reconocimiento que se merece su música que nos acerca el rock & roll más clásico con grandes letras y potentes guitarras. Lleva años girando por España y sus directos son totalmente recomendables.

Gracias a este disco he aprendido, por ejemplo, que el tema que os dejo hoy, Rainy Day Women No. 12 & 35, es una de las canciones que está considerada de las más populares en los directos de Dylan, gracias a su estribillo everybody must get stoned, pero polémico a su vez, por haber sido considerado por muchos como apología de las drogas, lo que llevó a que este tema fuese prohibido en muchas cadenas de radio tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña… o eso dice la Wikipedia! (aquí). Una muestra de cómo suena Dylan en directo aquí.

 

Well, they’ll stone you when you’re tryin’ to be so good…

The Verve – Sonnet

Uno de esos sitios de efemérides musicales que tanto proliferan ahora por las redes sociales me recuerda que en estos días del año 1997 los británicos The Verve publicaron su tercer disco de estudio, Urban Hymns, famoso principalmente por incluir su conocido tema Bittersweet Symphony, aunque el tema que yo prefiera de ese álbum sea este sonnet que creo que, con el paso de los años, es el único tema de The Verve que sigo escuchando. Para conocer un poco más de información acerca de la repercusión de ese disco, un artículo aquí.

Aunque desde el año 2009 la banda se encuentra oficialmente separada, aún nos queda Richard Ashcroft, que en solitario sigue haciendo alguna canción interesante, como este A song for the Lovers.

Eyes open wide
Looking at the heavens with a tear in my eye…

La Fuga – Los Lunes de Octubre

Hoy es el primer lunes de octubre, y aunque no me desagrada el otoño, es cierto que cierta melancolía flota ya en el ambiente… supongo que será efecto de la oscuridad ambiental, que hace que me de por ponerme musicalmente nostálgica.

La nostalgia, desde hace tiempo, me asalta siempre que escucho algo de los primeros discos de los cántabros La Fuga, de aquella etapa en que Rulo (actualmente Rulo y la Contrabanda) era el cantante y sus conciertos comenzaban con aquel “Desde Reinosa, Cantabria, La Fuga“.

Hoy me ha venido a la cabeza una canción suya que le va que ni pintada al día y además se incluía en el disco con que les conocí, allá por 2003, el Calles de Papel, que era su 4º disco y que nos enganchó a su música, ¡sobre todo a sus conciertos!, durante años.

 

Para sonreír son malos tiempos.
Otoño ya está aquí…

¿Dónde coño te escondes, felicidad?
Los lunes de octubre donde estarás…

 

Veranillo de San Miguel

Hay que ser del norte para entender lo que supone sufrir un mal verano (climatológicamente hablando) y lo que se puede llegar a disfrutar del regalo de una semana de veranillo de San Miguel. Y como hoy es 29 de septiembre y es San Miguel (dato que conozco gracias a las fiestas de algún que otro pueblo!), pues me viene que ni pintado haber hecho la asociación y recordar alguna cancioncilla dedicada a estos días cálidos previos al frío otoñal.

La verdad es que el único cantante español que conozco que le haya dedicado una canción a este fenómeno es César Pop (aquí) (y quizá influya que él también es asturiano y  valora este tiempo!!). Así que no es de extrañar que la primera canción que me venga a la mente al darme cuenta de la fecha sea en otro idioma. El año pasado me acordé de Stereophonics y este año toca canción en francés, pues lo primero que me vino a la mente fue el tema de Joe Dassin, el cual acabo de descubrir que es americano y no francés, ¡como yo toda la vida pensé!

 

 

Tu sais, je n’ai jamais été aussi heureux que ce matin-là

Volver

Cada vez que, durante los pasados meses, esta canción de Benjamin Biolay se ha cruzado en mi camino he pensado que era hora de volver a retomar este blog y parece que hoy, por fin he encontrado el impulso para volver. Afortunadamente, no vuelvo, como cantaba Gardel, con la frente marchita…, total, solo han pasado unos pocos meses de ausencia provocada por una intensa vagancia…

 

Je me souviens du gout des gens…

The Brothers Four – Greenfields

Después de pasarme toda la mañana en un campo verde la casualidad ha querido que me tope con este tema de The Brothers Four, cuatro compañeros de universidad (miembros de la misma fraternidad, de ahí lo de hermanos) que se juntaron allá por finales de los años 50, así a  modo de broma, y que consiguieron un éxito notable con esta canción y alguna otra antes de su primera separación a principios de los 70. Años después han vuelto a juntarse en un par de ocasiones, para nuevas grabaciones y giras, y actualmente incluso es posible verlos todavía dando algún concierto. Yo, no puedo creerme que esta canción haya pasado desapercibida para mí durante más de cinco décadas…

Once there were green fields, kissed by the sun.
Once there were valleys, where rivers used to run.
Once there were blue skies, with white clouds high above…

Society of Beggars – An Angel called Night

Ya he publicado varias entradas dedicadas a los australianos Dirt River Radio, los cuales están actualmente de promoción en su país de su disco Sun City White, y mientras ellos aprovechan a publicar en las redes sociales enlaces a todos aquellos sitios que hablan de su música, yo aprovecho a ponerme al día con el rock australiano emergente, gracias a las listas de reproducción de revistas como Happy.

Hoy he descubierto a los Society of Beggars, de Merlbourne como los DRR, y que están presentando su disco de rock alternativo, An EP Called Night. No sé mucho más de ellos, pero la voz rasgada del cantante me atrapó con la primera escucha del tema Old Haunts.

 

Tom Waits – All the World is Green

Todo el mundo tiene, al menos, un lugar preferido… ese sitio al que le gusta ir de vez en cuando y donde siempre se encuentra bien. Pues yo tengo varios sitios preferidos… uno de ellos es un valle verde rodeado de montañas calizas que cuando mejor lucen es salpicadas de nieve de primavera, porque el contraste entonces es espectacular…  Hoy, me he dado un paseo por ese valle y aunque no todo era verde, ese color predominaba y en un momento me dio por tararear All the World is Green… una canción en la voz rota de Tom Waits publicada en su álbum Blood Money (2002), pero que yo realmente escuché por primera vez en la película de Isabel Coixet, La vida secreta de las palabras.

 

Maybe when our story’s over
We’ll go where it’s always spring
The band is playing our song again
And all the world is green