The Electric Alley – Get Electrified!

The Electric Alley le ponen ritmo a mi despertar de hoy. Son cuatro gaditanos a los que parece gustarles la electricidad, porque  además de su nombre, se presentan como una banda que hace rock eléctrico y han titulado su segundo disco (publicado en 2015) como el tema que dejo hoy, Get Electrified! Hace poco los conocí con la canción Can we have some love between us?, pero el tema que realmente ha hecho que les preste atención es este, así que dejemos que ese fenómeno físico fluya…

 

 

Get electrified!
Leave it all behind!
Burn down that motherfucking state of mind and get electrified!

Me First & The Gimme Gimmes – Hello

El Rock’n’Roll puede ser divertido y eso lo llevan demostrando desde hace años, con sus geniales versiones “in a punk way”, los Me First and the Gimme Gimmes, una banda que reúne lo mejor de cada casa, es decir, músicos de Lagwagon, NOFX, Face toFace, No Use for a Name o Bad Religion. Esta semana tocan en Madrid y Barcelona, pero no me he organizado bien para poder ir a un concierto suyo, divertirme y cantar eso que primero cantó Lionel Richie

Hello!
I’ve just got to let you know…

Avalanch – Malefic Time: Apocalypsis

Las redes sociales me recuerdan que hace cinco años, en una semana como esta, yo escuchaba sin descanso un disco, el que fuera el último de Avalanch antes de su descanso indefinido, ahora roto con una nueva formación. A mí, personalmente, me encantó este disco en inglés, con un aire más crudo, que le ponía banda sonora al que fue el primer volumen (Apocalipse) del proyecto Malefic Time de los ilustradores Luis y Rómulo Royo (quienes, entre otras muchísimas cosas, han ilustrado varias portadas de la discografía de Avalanch)

It’s time to fight, it’s no time to cry….

The Cactus Blossoms – Stoplight Kisses

Hace un par de semanas, en aquellos días de frío temporal, me tropecé con una canción que hablaba de un boogie para pies fríos (aquí) y me pareció que iba a ser la solución a todos mis problemas y aunque no me quitó del todo el frío, sí que me puso en el camino de dos hermanos de Minnesota (supongo que ellos saben bien de qué hablan respecto al frío) que forman The Cactus Blossoms y que un artículo ha descrito como que podrían ser “sobrinos de Hank Williams o los nietos bastardos de Johnny Cash“, rememorando en este tiempos aquellos sonidos de los años 50 con ritmo y elegancia.

The rhythm of the traffic sounds like magic, we can make a melody…

Lynyrd Skynyrd – Free Bird

Feliz como perdiz… o libre como pajarillo… El espíritu del día (o del mes) va a ser este, acompañado de la canción perfecta (su historia aquí)

 If I leave here tomorrow
Would you still remember me?
For I must be travelin’ on now
There’s too many places I got to see…

Avalanch – Juego Cruel

A veces, ser seguidora de un grupo puede resultar doloroso, cuando las bandas se enfrentan a cambios y más cambios y encima someten a su público a guerras que nunca debieran ser públicas. Un juego cruel el que se está jugando desde hace años con los seguidores de Avalanch. Supongo que el tema Aprendiendo a Perder debería haber sido nuestro lema!

(uno de los últimos artículos sobre el culebrón de las últimas semanas, aquí)

Nahko – Love Letters to God

Desde ayer las noticias están llenas de información sobre el que ya es el nuevo presidente de Estados Unidos y no es casualidad que ayer mismo Nahko publicase vídeo nuevo, centrado en el conflicto indio de Standing Rock (algunos artículos aquí y aquí). Nahko es un cantante de ascendencia india que, junto al colectivo Medicine for the People, define sus intereses musicales como Non-profit, Indigenous-youth-freedom-sustainability-healthy living-direct action y que incluso ha añadido en su web un apartado dedicado a su Misión como músicos.

My love, we are destined to teach these ones to be brave
And never run away…

And authority
Are you here to protect or arrest me?

I can’t tolerate the hate, and I’m losing sleep
Can’t breathe, cause they’re choking out a war in me
Immorality

Charlie Cunningham – Minimum

Con los termómetros desplomados al mínimo creo que es necesario empezar el día con algo cálido, como una ración de guitarra acústica a cargo de un británico formado con maestros de flamenco sevillanos que, además, hace canciones de esas que, a mí, me calientan el alma, Charlie Cunningham, cuya música alguien ha descrito como:

It wanders into your head with its charm and likeability but leaves you stunned with how it envelopes you in its warmth.