I Say a Little Prayer…

Los días oscuros, oscuros de humo y ceniza de todos los incendios forestales que están destruyendo el norte invitan a la oración, con o sin contexto religioso, de esas que llevan implícita una profunda esperanza de que algo ocurra, concretamente que llueva cuanto antes, porque…. ¡¡lo que daríamos todos los del norte por poder volver a quejarnos de lo molesta que es la lluvia!! poder ver amanecer y que las montañas no estén cubiertas por una luz fantasmagórica y el ambiente vuelva a ser respirable. ¡¡Ojalá llueva pronto!!

La recomendación de 112 Asturias de no salir de casa en el día de hoy creo que me va a venir muy bien para descansar, escuchar música y disfrutar de mi día libre de una forma que no suelo hacer últimamente. Sin embargo,  mientras hacía las labores de casa en la penumbra, intentaba pensar en canciones que le vinieran bien a esta situación de fuegos sin control y aunque existen muchas canciones que tratan del fuego ninguna me parecía apropiada y en cuanto a esa infantil tonadilla que dice “que llueva, que llueva, la virgen de la cueva…”, no he encontrado ninguna versión “para adultos” y al final parece que la única que me venía a la cabeza era este I say a Little prayer.

Puede parecer que no tiene mucho sentido relacionar mi preocupación medio ambiental de hoy con una canción compuesta a finales de los años 60 del pasado siglo por Burt Bacharach y Hal Davis para Dionne Warwick (aunque la mayoría la asociemos a Aretha Franklin) y cuyo trasfondo era la preocupación de una mujer por su pareja que estaba sirviendo en la guerra de Vietnam…. así que, ¡¡quedémonos con el mensaje del título al menos!!

Para darle un toque más regional, os dejo una de mis versiones favoritas de este tema, a cargo de un grupo de pop-rock que surgió en Asturias en los años 80, Los Locos, que nos dejaron, en poco más de una década, cuatro discos y un montón de canciones fantásticas, y del cual surgieron tres músicos que durante años han estado muy ligados a la escena musical asturiana (o nacional) a través de su participación en diferentes bandas o como productores, como es el caso de Paco Loco.

 

Anuncios

La Fuga – Los Lunes de Octubre

Hoy es el primer lunes de octubre, y aunque no me desagrada el otoño, es cierto que cierta melancolía flota ya en el ambiente… supongo que será efecto de la oscuridad ambiental, que hace que me de por ponerme musicalmente nostálgica.

La nostalgia, desde hace tiempo, me asalta siempre que escucho algo de los primeros discos de los cántabros La Fuga, de aquella etapa en que Rulo (actualmente Rulo y la Contrabanda) era el cantante y sus conciertos comenzaban con aquel “Desde Reinosa, Cantabria, La Fuga“.

Hoy me ha venido a la cabeza una canción suya que le va que ni pintada al día y además se incluía en el disco con que les conocí, allá por 2003, el Calles de Papel, que era su 4º disco y que nos enganchó a su música, ¡sobre todo a sus conciertos!, durante años.

 

Para sonreír son malos tiempos.
Otoño ya está aquí…

¿Dónde coño te escondes, felicidad?
Los lunes de octubre donde estarás…

 

Tejedor – Gaites del Infiernu

Este es para mí el fin de semana más folclórico del año ya que, básicamente, lo único que escucharé estos días será gaita, tambor, acordeón… en esa línea, porque se celebra una fiesta de primavera en mi pueblo que comenzará esta mañana con un pasacalles a base de gaita y tambor y finalizará el lunes con una fiesta de prao donde sonarán más gaitas y habrá baile popular de esos amenizados por un acordeonista. Entre medias, sidra, bollos preñaos, empanadas…. y música folk, esta noche de la mano de uno de los grupos asturianos de folk céltico más reconocidos y aclamados internacionalmente, los hermanos Tejedor, que hacen música tradicional que suena así de bien…

Tarareando…

Por casualidad acabo de enterarme de que ayer hizo un año que me dio por crearme un blog en el que compartir la música que me iba llamando la atención. Antes de ese día era muy proclive a dejar música en mis cuentas de Facebook, Twitter, etc… que prácticamente nadie miraba, ni compartía  mi entusiasmo, así que  como luego me costaba mucho encontrar los vídeos que quería volver a ver, decidí aprovechar más mi cuenta con WordPress, donde ya tengo otros blogs, y hacerme un espacio donde recoger música para mi único uso y disfrute; porque inicialmente esta iniciativa iba a ser enteramente privada…. pero se me olvidó activar la opción de privacidad y de repente un día llegó un seguidor, un like y un comentario y decidí seguir tal cual, sin orden ni criterio, simplemente poniendo música a mi aire, sin grandes explicaciones, solo compartiendo música que voy descubriendo o que, dependiendo del día y del ánimo, es la que me acompaña.

Así que, gracias a los que me acompañáis, aquí seguiré…

Haciendo tiempo, tarareando una canción…

Varry Brava – No Gires

Después de haber visto, en las últimas semanas, carteles anunciando algún concierto suyo en ciudades como Madrid, Barcelona o León, creo que ya es hora de saciar mi curiosidad al respecto de Varry Brava, de quienes nunca había oído hablar y que han resultado ser un grupo de músicos murcianos proclives a los ritmos bailables, amenos y desenfadados del indie pop,¡ justo lo que necesito hoy!

Curiosamente su nombre tiene historia musical, ya que tras él se esconden referencias a Barry White y el Brava de Mina.

Hay una cosa que tu sabes,
que yo no puedo controlar.
Bailando a ritmo de canciones,
que no dejaron de sonar…

Paco Ibáñez – Como Tú

Hoy empecé el día tarareando el Castillos en el Aire de Alberto Cortez y, de repente, sentí nostalgia de cantautores nacionales y no pude resistirme a una necesidad imperiosa de escuchar a Paco Ibáñez, de volver a disfrutar de su arte musicando poemas. Mi primer encuentro consciente con este músico valenciano, que tanto ha ayudado a difundir la poesía nacional de todas las épocas, fue de la mano de su adaptación del Palabras para Julia de Goytisolo (¡por supuesto! aunque pronto dejaría de ser mi favorita derrotada por la versión de  Los Suaves), y aunque es cierto que durante tiempo no me molesté en escuchar más canciones suyas, en el momento que dejé de lado la obsesión por centrarme en una única canción comencé a prestar atención al resto de su obra y, sorprendentemente, una gran parte de sus canciones las conocía de escuchárselas cantar a mi madre cuando era una niña y de repente impactaban en mi mente y les encontraba un sentido y un sentir y poco a poco fui coleccionando un montón de nuevas favoritas. Aunque si alguien me forzase a elegir, este poema de León Felipe, concretamente en su versión del año 1969 en el Olympia, es la canción que siempre busco la primera y que más veces he escuchado de todas las suyas…

Así es mi vida,
piedra,
como tú…

Brighton 64 – Solo hasta el final

He estado fuera unas semanas en que, más que a escuchar música, me he dedicado a comer, pero incluso mientras se buscan restaurantes es probable encontrar nueva música. La canción de hoy me la crucé el otro día al buscar la dirección de un restaurante de nombre 64, en una ciudad inglesa, y ya que Google se empeñaba  en mostrarme enlaces que llevaban a un grupo de música, decidí darles una escucha y me encontré con un universo mod en castellano.

Brighton 64, una banda catalana que se formó en los años 80 y que quizá, como me ocurrió a mí, no reconozcáis el nombre, pero sí os suene alguna de sus canciones de aquella época (por ejemplo La casa de la Bomba o Fotos del ayer) y leo por ahí que han tenido una carrera irregular, alternando proyectos paralelos con reuniones puntuales y conmemorativas, siendo la última vez en el año 2015 para la grabación y gira de su último disco, Modernista.

The Electric Alley – Get Electrified!

The Electric Alley le ponen ritmo a mi despertar de hoy. Son cuatro gaditanos a los que parece gustarles la electricidad, porque  además de su nombre, se presentan como una banda que hace rock eléctrico y han titulado su segundo disco (publicado en 2015) como el tema que dejo hoy, Get Electrified! Hace poco los conocí con la canción Can we have some love between us?, pero el tema que realmente ha hecho que les preste atención es este, así que dejemos que ese fenómeno físico fluya…

 

 

Get electrified!
Leave it all behind!
Burn down that motherfucking state of mind and get electrified!

Avalanch – Juego Cruel

A veces, ser seguidora de un grupo puede resultar doloroso, cuando las bandas se enfrentan a cambios y más cambios y encima someten a su público a guerras que nunca debieran ser públicas. Un juego cruel el que se está jugando desde hace años con los seguidores de Avalanch. Supongo que el tema Aprendiendo a Perder debería haber sido nuestro lema!

(uno de los últimos artículos sobre el culebrón de las últimas semanas, aquí)